Así serán las clases particulares el próximo año

Tusclases

Publicado por Tusclases

El nuevo año plantea nuevas incertidumbres, por desgracia dejar atrás 2020 no significa que la pandemia provocada por la COVID-19 se acabe, por eso debemos seguir poniendo todos nuestros esfuerzos en frenar los contagios y que las clases sean lo más seguras posible. 

¿Cómo dar clases online?

Estamos seguros que al igual que en la vuelta al cole de septiembre todo se realizará de la mejor manera posible. La responsabilidad de que esto se frene es de todo y parece ser que solo quedan unos meses para que todo vuelva a la antigua normalidad. Así que ánimo. 

 

¿Cómo combinar clases online y presenciales?

 

Las clases en remoto han sido la principal novedad, sin embargo, no son la solución a todos nuestros problemas. Las clases presenciales siguen siendo muy demandadas y está demostrado que se pueden impartir de forma segura

Empieza a dar clases online ahora

Pero evitar el contagio al 100% es imposible. Por eso lo mejor es combinar los dos tipos de clases y reservar la presencialidad solo para cuando es estrictamente necesario para eso hay algunos consejos muy sencillos de seguir: 

  • Reservar tutorías presenciales: La ventaja de las clases particulares a las genéricas es la posibilidad de adaptarse y personalizar la forma de aprendizaje al alumno. Sería interesante, que dentro de la modalidad online, se puedan destinar ciertas tutorías presenciales al final de cada unidad didáctica para afianzar conocimientos con los alumnos. 
  • Contenidos online, procedimientos presenciales: Si tu objetivo es utilizar un método mixto donde combinar clases online y presenciales, debes saber que este método se llama b-learning y ya se está aplicando en las aulas. En este método las clases presenciales se destinan a explicar procedimientos, resolver dudas y realizar ejercicios prácticos. 
  • Calendarizar las clases: Dentro de este método de enseñanza mixta es importante ser organizado. Es altamente aconsejable crear un calendario compartido con los alumnos donde quede claro que clases serán vía telemática o presenciales para evitar errores. 
  • Responder a las necesidades de los alumnos:  Como ya sabes, las clases particulares nacen de la necesidad de reforzar contenidos que el alumno no ha sido capaz de interiorizar correctamente. Y ese debe ser el objetivo principal. Si encuentras que hay ciertos contenidos que tenías planificados para ser explicados vía online, necesita ser explicado de forma presencial, se debe cambiar. Siempre hay que mirar por las necesidades de alumno. 
  • Planificar los contenidos: Uno de los factores de éxito en el modelo mixto que estamos presentando reside en una buena organización de los contenidos. Prevenir que tipo de contenidos irán destinados a la vía telemática y a la vía presencial y como desarrollarás tus explicaciones pueden marcar la diferencia. 

Para realizar este tipo de clases lo máximo que debe imperar es el sentido común. No te la juegues dando clases presenciales de forma innecesarias y tampoco hagas fuerces dar clases online cuando claramente tu alumno necesita verte y realizar ejercicios cara a cara. 

 

 

¿Han llegado las clases online para quedarse?

 

Todo apunta a que el teletrabajo ha llegado para quedarse, al menos en aquellas personas que puedan y en bastante horas a la semana.

Empiece a dar clases particulares

En el caso de los profesores no será una excepción las clases a distancia les aporta muchos beneficios a nivel personas que estamos seguros que muchos de ellos no van a renunciar: 

  • Conciliación: La conciliación ha sido siempre uno de los grandes rompecabezas en la sociedad actual, y es que nunca ha tenido cabida en ella. Se ha demostrado que el teletrabajo ha ayudado a la mejora de ella. 
  • Flexibilidad horaria: Gracias al teletrabajo podemos organizarnos mejor el tiempo que destinamos a nuestro trabajo y al resto de obligaciones cotidianas, lo que beneficia directamente a la hora de la distribución de tareas que estamos realizando. 
  • Menores costes: El teletrabajo no necesita gastos de transportes o dietas de comida. Al no tener que reservar o alquilar  ningún espacio para poder realizar las clases, los costes se abaratan al mínimo. 
  • Menor estrés: No tener que depender de un transporte público o privado para llegar al sitio donde se realiza la clase o trabajar dentro de un entorno agradable como es tu propia casa, son puntos que desembocan automáticamente en una mejora de nuestro bienestar emocional. Es por eso que la mayoría de los trabajadores prefieren teletrabajar. 
  • Gestión del tiempo: El teletrabajo nos da la posibilidad de tener más libertad a la hora de gestionarnos y organizarnos nuestro tiempo. Esta sensación de control horario recae en nosotros como una mejora considerable en nuestro día a día. 

Trabajar desde casa exige un compromiso alto por parte del profesor, la capacidad de organizarse bien y hacer que la distancia no sea un factor negativo. Esto es algo en lo que los profesionales de la educación hemos ido entrenando durante un año entero y que nos servirá para toda nuestra carrera. 

 

 

¿Qué hacer si vuelven a cerrar los colegios? 

 

Dentro de todos los escenarios posibles está el de los colegios cerrados. La pandemia no ha finalizado ni mucho menos y puede que los colegios cierren, nos vuelvan a confinar y que las clases particulares no se puedan hacer de forma presencial. Muchos ya sabéis lo que hay que hacer pero por si acaso estos son una serie de consejos prácticos: 

  • No perder la calma:  Hay que ser consecuente con la situación que estamos viviendo y un cierre de las escuelas puede estar a la orden del día. No dejes que la situación te supere y sigue trabajando para extraer lo mejor de tus alumnos. 
  • Plan de contingencias: Preparar un plan B por si se da la situación del cierre de los centros educativos puede ayudarte a tener la situación bajo control.
  • Tutorías personalizadas: En una situación como esta las necesidades de los alumnos pueden intensificarse. Es necesario que analices detenidamente cada caso y propongas una solución a cada requisito que vaya apareciendo.
  • Empatizar con los alumnos: La situación excepcional que estamos viviendo no es fácil para nadie, en especial para los alumnos que se han visto avocados a cambiar su vida radicalmente. Entiende que para ellos no es fácil la situación que están viviendo y puede afectar a su rendimiento en las clases, entiéndelos y habla con ellos. La empatía es necesaria en la relación profesor-alumno. 

2021 será un año en el que seguiremos aprendiendo muchísimas cosas a base de experimentar situaciones complicadas. Es cierto que esto no es deseable por nadie y que si le vemos el lado positivo es porque no nos queda otra, pero el final está cerca y estamos seguros de que saldremos de esta mucho más fuertes. 

 

¿Te ha gustado? Compártelo
Síganos en
© 2007 - 2021 Tusclases.co.cr Mapa web: Profesores particulares